Más de 500 cooperativas y mutuales se arremangan y fabrican insumos contra el COVID 19

Conscientes que nadie se salva sólo, producen alcohol en gel, cofias, y túnica

El espíritu y maquinaria cooperativista -tercer motor de la economía nacional tal cual asegura, con números en mano, Mario Cafiero presidente del INAES-, continúa en plena pandemia alimentando la producción nacional. Y lo hace desde una mirada solidaria.

Con más de 500 cooperativas y mutuales registradas para la fabricación de insumos médicos vitales, la economía social se constituye hoy, en una alternativa efectiva para contrarrestar el desabastecimiento de barbijos, alcohol en gel, cofias, túnicas y antiparras indispensables para contener la pandemia de Covid-19. Para ello “muchas entidades reconvirtieron sus producciones habituales” en estos insumos sanitarios, dando muestras una vez más de “estar presentes cuando el país las necesita” confían desde el cooperativismo,

De este modo y siempre con el afán de ser parte y protagonista de un país en que todos se puedan salvar en la medida que el otro también pueda lograrlo, centenares de cooperativas (muchas de ellas textiles) de todo el país dejaron de lado sus ocupaciones habituales, para darle lugar a la fabricación de insumos sanitarios. Por su parte, las que producen alimentos esenciales, tanto en las ciudades como en el campo, siguen funcionando con las medidas de prevención correspondiente. Del mismo modo, las cooperativas de consumo están siendo indispensables para garantizar el acceso a los productos de primera necesidad.

Así también, trabajadores de distintas cooperativas están asistiendo a las personas más vulnerables y de alto riesgo, llevándoles alimentos y medicinas.

Así como las cooperativas muestran ratifican el rol solidario, lo propio sucede con las Mutuales.

Al respecto, se estima que entre las semanas del 10 al 24 de marzo en el universo de mutuales -sólo en farmacias y consultorios médicos- la inversión, directa o indirectamente haya sido no menor a los $30 millones. Como dato vale mencionar que aproximadamente 600 farmacias mutuales y sindicales funcionando en pleno confinamiento obligatorio; con 30 empleados promedio cada una, lo que suman un total 18000 personas poniendo el cuerpo (600 de estos son farmacéuticos y bioquímicos).

300x250.gif
350x320 junio.gif