Sabor amargo y sospecha de manipulación electoral


El poder oculto no descansa

Por. Tano Armaleo.-Con sabor amargo, y sospecha de manipulación electoral, así se fueron a dormir millones de argentinos luego votar por el Frente de Todos. La desazón provino por los resultados electorales que terminaron ubicando a Cambiemos con un 40% de los votos, frente al 49% del Frente de Todos. Llamativamente, mientras Macri recibía más de 2 millones de votos, Alberto Fernández apenas sumaba poco más de 250.000 voluntades. Extrañamente, Vidal caía en manos de Kicillof-Magario; y por mucho, 52% contra 38%.

Sin muchas horas de demora, la amplia avenida que triunfaba en las elecciones generales comenzaba a barajar números. Rápidamente, la viralización por redes sociales, comenzó circular. Desde el Frente de Todos reinaba y reina la prudencia y silencio absoluto sobre los resultados.

En un interesante reportaje realizado por el portal www.denorteanorte.com que dirige el periodista Gustavo Camp al dirigente gremial Víctor Pirillo (municipales de Vicente López, de muy buena llegada a ciertos nichos y cuevas del poder), hace dos semanas, dejaba abierta la puerta para lo que hoy estamos viendo.

Así como Mauricio Macri en plena soledad reconocía la derrota mientras Vidal veía diluir la esperanza de superar en términos electorales a su ex lider, Alberto Fernández subía al escenario abonando lo que viene haciendo hace meses: tendiendo puentes para evitar la grieta; fue un discurso, si se quiere, conciliador. Pero sobre todo, un discurso para evitar que el país se siga incendiando por la políticas de Cambiemos. Cristina Kirchner también tuvo, como es su costumbre, un tono de suma responsabilidad institucional.

Dentro de tantas extrañezas numéricas y políticas, también aparecieron medios y periodistas macritas abonado la “excelente” elección de Macri. Algunos más osados, hablaron “empate técnico” , el absurdo había llegado a su máxima expresión. Frente al nuevo relato, Vidal quedaba sepultada, en el ostracismo y derrotada.

Apaciguar las aguas, evitar que el país termine incendiado como Chile, que Mauricio Macri no siga haciendo daño tal cual sucediera tras las PASO y que la transición no sea un camino plagado de piedras y escollos, podría ser parte de un acuerdo no escrito pero sí pensado en función de que no haya muertos en las calles. Es lo que desde Cambiemos parecieran haber puesto -como si fuera una extorsión- sobre la mesa. Frente a un escenario dramático que deja Cambiemos -todos los índices del Indec así lo describe- resultar comprensible que esto pudiera plasmarse.

Los números electorales hablan por sí solos. Bastaría repasarlos (ver cuadro) y así cada lector podrá sacar una conclusión.

En tren de especulaciones, la manipulación electoral buscaría posicionar a un devaluado Mauricio Macri como el líder de la oposición, esto tras el 40%, logran inyectarle oxígeno. La ingeniería política montada por Marcos Peña, con miras al futuro, no contempla a Horacio Rodríguez Larreta y mucho menos a Vidal. EL macrismo puro, sí busca prolongar la alianza estratégica con los dinosaurios del radicalismo, por caso Mario Negri. Por lo pronto, Negri, ayer mismo, se encargó de poner al presidente como el garante de una “oposición responsable”; la que no tuvieron con el gobierno de Cristina.

Demás está decir que, semejante contradicciones y disputa de poder dentro de Cambiemos resultarían más que funcional al nuevo gobierno peronista. Por lo pronto, Sergio Massa pieza clave para el triunfo, y todo indica futuro presidente de la Cámara de Diputados, en diálogo con el periodista Silvestre, dijo: la convocatoria a una mesa de dialogo es institucional, con miembros del parlamento.


ULTIMAS NOTICIAS
Lea la Edición Impresa
LoNuestro_tapita.jpg
Sigue "LO NUESTRO"
  • Facebook Basic Black
  • Twitter Basic Black

Categorías

300x250_Asistencia-2.gif

Monteverde 3297 | Olivos | Vicente López | 4794-6638

Presentado por