Monteverde 3297 | Olivos | Vicente López | 4794-6638

Presentado por

Una joven fue violada tras festejo estudiantil

13-Mar-2019

San Fernando: directivos de la escuela impidieron el ingreso de alumnos aduciendo que estaban alcoholizados. Cuando la "doctrina Chocobar" hace cultura

 

 

(Servicio de www.sanfernando nuestro.com.ar).- Producto del desenfreno, descontrol y falta de límites, alumnos secundaria N°2 de San Fernando, aún con la efervescencia del festejo del Último Primer Día (UPD), al momento de intentar entrar a la escuela fueron frenados por los directivos: les impidieron el acceso. Lo más grave: una alumna fue violada en la casa de un compañero. Así lo detalló el portal www.sanfernandonuestro.com.ar que, mediante la prestigiosa pluma de la periodista Sabrina García, describe cómo fueron los momentos vividos y padecidos, especialmente por la alumna, y en menor medida, por el resto de la comunidad educativa.

 

Muchos de los acontecimientos fueron registrados (y viralizados) a través de un celular. En las imágenes quedó registrado cuando las autoridades no permiten el ingreso de los alumnos al establecimiento y una joven anuncia que “si pasa algo la responsabilidad es de ustedes”.

 

Si bien el festejo genera en la comunidad educativa cierto malestar por el estado festivo y en algunos casos de ebriedad de los alumnos, lo cierto es que la moda se instaló y es un hecho. En ese contexto, surgen múltiples interrogantes. Aquellos que interpelan a las autoridades educativas, a los propios alumnos y  a los padres. Y por cierto el poder institucional. Lo peor, seguramente, es hacerse el distraído, no dar la batalla cultural que tiene a los chicos como objeto de una sociedad consumista que los seduce con falsas premisas. Cuando los mensaje de arriba son que todo se resuelve por manos propias, que la ley no vale cuando un disparo apresurado de un uniformado mata a una persona y esto es festejado por el presidente y su ministra de seguridad, difícilmente los más pequeños logren descifran la realidad. Además, los medios de prensa hegemónica alientan estas cuestiones. Por lo tanto, ha de resultar complejo, no imposible, ganar la batalla de que no, es no. Que todo tiene un límite, que la autoridad existe al igual que la ley. Aun cuando esta juego con el poder de turno.

 

El Gobierno de la Provincia de Buenos Aires propone en su página web algunas recomendaciones para “acompañar a los alumnos” en el UPD. Allí establece que es una “nueva forma de celebración”, “es un momento ansiado por los estudiantes” y que los alumnos “llegan a las escuelas con disfraces, banderas y alguna murga, los chicos comienzan los festejos varias horas antes”.

 

“La nueva práctica permitió, también, el establecimiento de creativas sugerencias por parte de las escuelas. Mientras algunas deciden recibir a sus alumnos con un desayuno, otras preparan jornadas y salidas recreativas”, agrega el manual del gobierno bonaerense.

 

“Es pertinente que las instituciones educativas y sus protagonistas construyan una mirada atenta, anticipatoria y situada en el marco del cuidado”, explicó Carla Cecchi directora provincial de Educación Secundaria de la Dirección General de Cultura y Educación, y agregó que es necesaria “la implementación de los acuerdos institucionales de convivencia como marco normativo que regule y oriente las modalidades de festejo, sus tiempos, sus espacios y la política de cuidado”.

 

Y señala algunas recomendaciones que incluyen reflexionar sobre los Acuerdos Institucionales de Convivencia (AIC); convocar a la familia al recibimiento de los alumnos y compartir luego una actividad con sus padres y que ese día todos los estudiantes deben ingresar a la escuela, ser recibidos por la institución educativa, generando previamente una red de comunicación con el entorno.

 

Sin embargo, los sextos años del colegio secundario N°2 del barrio Fate se encontraron con el impedimento de poder ingresar a su institución educativa, con el argumento de “estar alcoholizados” o de cuestionar la vestimenta de las “chicas”. Así quedó registrado en el video que se viralizó.

 

Por su parte los alumnos insisten en ingresar con el argumento de que ellos estaban en horario escolar y que debían estar adentro. “Es horario del colegio, le llega a pasar algo a alguien la responsabilidad es del colegio”, explica una alumna y la respuesta de la directora es “perfecto”.

 

 

Violación 

 

Ese fue el caso de los alumnos de la escuela secundaria N°2, ubicada en Carlos Casares y Pueyrredón, del barrio FATE. Los adolescentes se habían reunido en la casa de una de las alumnas que vive a media cuadra de la institución. Bebieron, esperaron a que amaneciera y se presentaron en el establecimiento educativo. Allí los recibieron las autoridades, quienes no los dejaron ingresar por el estado de ebriedad en el que se encontraban.

 

Un grupo numeroso de jóvenes reclamó en la puerta durante un rato y luego se dirigieron nuevamente a la casa donde se había realizado la fiesta y se quedaron dormidos. Una de las menores se despertó cuando era violada por un compañero. Tanto la víctima como el victimario tienen 17 años.

 

La denuncia fue radicada en la Comisaría 4ta de Virreyes y luego en la Comisaría de la Mujer, ubicada en Martínez. La joven debió esperar más de diez horas para ser atendida por el forense “porque hay un solo que cubre desde Pilar a Vicente López”.

 

Según pudo averiguar San Fernando Nuestro, el equipo directivo no se puso en contacto con la víctima. La misma por el momento sólo recibió el acompañamiento de los inspectores.

 

 

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Please reload

ULTIMAS NOTICIAS
Please reload

Lea la Edición Impresa
Sigue "LO NUESTRO"
  • Facebook Basic Black
  • Twitter Basic Black

Categorías

Please reload