Monteverde 3297 | Olivos | Vicente López | 4794-6638

Presentado por

Secuestrados y torturados reconocieron la Comisaría  1ª de Tigre

30-Oct-2018

Las víctimas eran empleados de FORD

 

 

Por: Tano Armaleo.-En la jornada de hoy, varios de los sobrevivientes de la dictadura cívico militar instaurada en el 76 estuvieron recorriendo, junto a funcionarios del poder judicial -juez Tomás Ojea Quintana-, la Comisaria 1º de Tigre, Burdieu y Cazón,  a modo reconocer el interior de aquella aberrante  “institución” donde fueron alojados y torturados delegados de la empresa FORD. Diversos testimonios judiciales indican que la multinacional fue parte esencial para la detención de sus empleados; y de algún modo, cómplices directos del andamiaje de terror que se cobró la vida a 30.000 personas. Al igual que los EE.UU, FORD contribuyó a engrosar la lista de desaparecidos y torturados; es lo que investiga la justicia.

 

Aún con el dolor de no haber encontrado justicia y estar navegando, por estas horas, en un mar de ninguneo y minimización gubernamental, Pedro Troiani (77) ex delegado de FORD mantiene la dignidad y entereza por hacer, de aquellos hechos dramáticos, un verdadero acto de compromiso con la memoria, la verdad y la justicia. Así lo rescataba su hijo Marcelo  quien recordaba, ante el periodista Daniel Chiliutti, que Pedro fue detenido en abril del 76 junto a otros compañeros de la planta. “Estuvimos dos meses sin saber nada de él”, dice Marcelo que por aquellos años tenía 11 años, y junto a su madre fueron a verlo. Después de esos dos meses, en que nadie sabía nade de él y del resto de los compañeros, lo blanquearon; estuvo detenido casi un año, "terrible" para él y para la familia, señala Macelo.

 


 

Otro de los presentes que llegó para dar testimonio de aquella Argentina sometida al terror, fue Carlos Garey (76). En su humanidad estaba marcado el rostro del horror, de la vergüenza, y las grietas que dejaron en cada uno de los pliegues de su envejecida piel, la intención de instaurar un modelo económico (neoliberalismo) a punta de pistola.

 

A pesar de tanto dolor, los Troiani rescatan que haya jueces y fiscales decididos a no dejar la investigación cajoneada. “Acá no se reclama dinero, sólo justicia, que los responsable sean condenados por lo que hicieron; hoy gracias al juez y al fiscal, se está avanzando seriamente, tenemos esperanza”, destacó Marcelo mientras su padre asentía. En manos de la prestigiosa abogada Elizabeth Gómez Alcorta esta la defensa.

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Please reload

ULTIMAS NOTICIAS
Please reload

Lea la Edición Impresa
Sigue "LO NUESTRO"
  • Facebook Basic Black
  • Twitter Basic Black

Categorías

Please reload