Monteverde 3297 | Olivos | Vicente López | 4794-6638

Presentado por

Cuando la Paz es posible con la ovalada en mano

10-Jul-2017

V Cena anual de Rugby Sin Fronteras

 

 

En un mundo en que las desigualdades se profundizan de la mano de un capitalismo deshumanizado y salvaje, con gobernantes que se reúneme con la excusa de crear mayor equidad mientras alientan guerras y apuestan a la perversidad y voracidad empresarial como la gran solución ante las injusticias sociales, por fortuna hay millones que apuestan por otro camino: promover valores que construyan la Paz. Quienes dan un claro ejemplo que se puede modificar la realidad a partir de acciones colectivas y solidarias, son los que se animan a soñar que todo es posible; dar hasta que duela como decía la Madre Teresa. Rugby Sin Fronteras es un ejemplo claro y contundente de lo dicho.

 

“Somos una organización social dedicada a promover valores que construyan la Paz a través de acciones de concientización, capacitación, y armado de eventos de alto impacto que toman del rugby su esencia más humana”, comentaba  Juan Bautista Segonds presidente de la Fundación Rugby Sin Fronteras al momento de celebrarse la V Cena anual de la entidad. Esto sucedía recientemente (5 julio) en San Isidro (hipódromo); cena que reunió a importantes personalidades, la participación especial de Miguel Ángel Cherutti, la conducción de Julián Weich y un final con la energía de un gran equipo que demuestra día a día que todo es posible.

 

 

 

“Hoy estamos acá y podemos modificar la vida de mucha gente” expresó Julián Weich, colaborador incansable y protagonista de múltiples eventos de la Fundación, en el inicio de la 5º Cena Anual de Recaudación.

 

“Como me enseñó Rugby Sin Fronteras, los valores también se entrenan” expresó Julián luego del video institucional proyectado en el inicio de una noche que tuvo como objetivo recaudar parte del presupuesto necesario para seguir llevando adelante el programa de inclusión social, deportiva y educativa que la Fundación desarrolla en la comunidad Toba Qom de Formosa junto al maravilloso equipo de Qompi Rugby.

 

 “Yo creo que hay un sincrodestino que nos une a todos y nos pone en el lugar indicado con las personas indicadas. Estoy convencido que nuestro bendito país va a ser el faro del mundo y nos van a ver como ejemplo de superación y de cómo pudimos salir de las crisis más profundas, transformándonos en un equipo” indicaba por su parte, el presidente de la Fundación, Juan Bautista Segonds al momento de abrir el acto.

 

El vicepresidente y cofundador de la Fundación, Gustavo Zerbino, acompañado por Hernán Rojas y Silvana Muñoz, destacó la presencia de socios, amigos, voluntarios, empresarios y figuras del deporte y el espectáculo, gracias a los cuáles se pueden llevar adelante todas las acciones que hacen de Rugby Sin Fronteras una herramienta para construir la paz.

 

“Estoy orgulloso del poder transformador que tiene el amor. El espíritu de Rugby Sin Fronteras está presente en todo el mundo, a través de acciones de gratitud y demostrándole a la gente que es posible… sigamos despertando”, expresaba Gustavo.

 

Durante la cena se proyectó un video con los aspectos centrales del evento de alto impacto que la Fundación realizó en enero de 2017 cuando unió en La Habana a cubanos y estadounidenses en un Encuentro de Rugby por la Paz.,Además, previo al divertido show de Miguel Ángel Cherutti -vecino de San Isidro-, se realizó la subasta de un cuadro donado por Milo Lockket, una camiseta del equipo argentino de Copa Davis autografiada por Daniel Orsanic, un pasaje a Madrid donado por la firma almundo.com y una camiseta del club River Plate firmada por el histórico jugador Ariel “Burrito” Ortega.

 

“Durante mucho tiempo nos preguntamos ¿Cómo unir dos pueblos después de una guerra?, ¿cómo generar un evento superador que nos ayude a curar las heridas aún abiertas?”, se preguntaban hace unos años, los impulsores de Sin Fronteras quienes mamaron la pasión del rugby y la solidaridad que güira en torno al mismo. Así surgió la indea

 

La historia marcará al domingo 13 de diciembre del año 2009 como la fecha a recordar. Se jugaba el primer partido en las Islas Malvinas y nacía la idea de compartir y transmitir los valores del rugby, demostrando que “era posible construir una sociedad nueva, defendiendo, difundiendo y promocionando los valores universales, aquellos que nos enseñaron nuestros padres y abuelos y que el rugby lleva como bandera: el respeto, el autocontrol, el trabajo en equipo, la solidaridad, la Paz y el amor”.

 

Producto de éste aprendizaje, nuevas preguntas surgieron, ¿qué hacemos para salir de la queja y pasar a la acción?, ¿cómo podemos construir la sociedad que queremos ver?… De esta manera, Juan Bautista Segonds junto a Gustavo Zerbino, este último, sobreviviente del “Milagro de los Andes”, empezaron a ver cómo podían hacer para vincular toda la experiencia vivida en la montaña con los valores que lleva el rugby.

 

De este modo, se generó una onda expansiva que “nos llevó a realizar todos los eventos que hoy hacen que esta bendición, que hemos llamado Rugby Sin Fronteras, nos permita vivir plenos y felices, sintiendo que estamos poniendo esa gota de agua en el mar, como decía la Madre Teresa de Calcuta, para construir una sociedad que viva en armonía y en Paz”, argumentan los que hacen el día a día de RSF.

 

Como acercarse y colaborar:

 

Así como hay empresas, dirigentes políticos, municipios y ciudadanos de a pie, que colaboran solidariamente con la organización, otros más lo pueden realiza comunicándose al: info@rugbysinfronteras.org o llamando al, (011) 4717-0828.

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Please reload

ULTIMAS NOTICIAS
Please reload

Lea la Edición Impresa
Sigue "LO NUESTRO"
  • Facebook Basic Black
  • Twitter Basic Black

Categorías

Please reload